Comarca de Ciudad Rodrigo


A La Comarca de Ciudad Rodrigo la llaman la Raya Seca, para diferenciarla de la frontera húmeda de Las Arribes, con la hoy vecina Portugal.

 

Es en esta comarca donde más se siente la historia de una Península Ibérica que anduvo siempre dividida.

 

Aquí se encuentra el yacimiento de Siega Verde, hoy Patrimonio de la Humanidad, que forma parte de un conjunto más extenso con el Yacimiento prehistórico de Foz Coa, en Portugal. Los mismos pobladores prehistóricos tallaron su arte rupestre de bóvidos y caballos a la intemperie en toda la zona.

 

 

Con Roma fue la provincia Lusitana y en el S.VII el Conde Alfonso I se proclama rey de Portugal y consigue la independencia de Portugal del Reino de León. 

 

Desde este momento la comarca ha sido escenario de guerras en su frontera con Portugal como así lo atestiguan la fortificación de Ciudad Rodrigo y el levantamiento del Real Fuerte de la Concepción considerado por muchos como ejemplo de fortaleza abaluartada diseñada por el ejército español.

 

Ciudad Rodrigo, ciudad fortaleza, es uno de los principales destinos turísticos salmantinos. Sus muros esconden un valiosísimo patrimonio histórico siendo otro conjunto Histórico-Artístico de la provincia.

 

 

 

El Carnaval del Toro, es único en España por ensamblar los festejos del carnaval con la devoción al toro de lidia y la tauromaquia.

 

Encierros de toros, capeas y desencierros se suceden, destacando el encierro a caballo del Domingo de Carnaval y el Toro del Aguardiente. Mil veces fue prohibido por unas u otras razones y otras mil fue devuelto al pueblo, no en vano la comarca vive en parte de la ganadería del toro.

 

Con la imagen de la Sierra al fondo, la comarca tiene inmensas dehesas, extensos prados de encinas y pastos en los que abunda el agua en forma de arroyos y charcas, enclave perfecto para cabañas ganaderas de toro de lidia.

 

Su riqueza natural viene además avalada por contar con el Espacio Natural Protegido de El Rebollar– Agadones y parte de los Parques Naturales de Arribes del Duero y Batuecas-Sierra de Francia.

 

Para los amantes de la naturaleza la Dehesa Boyal de Espeja ofrece 430 hectáreas de rica biodiversidad. En su interior destacan ejemplares muy longevos y de gran porte tanto de encinas como de roble, quejigo y alcornoque.

 

 

Nombre propio tiene el Espacio Natural de El Rebollar un paisaje con abundancia de piedra y rocas, donde destaca la sierra de Gata y su cumbre principal a  1.592 metros.

 

En sus laderas se asientan los bosques de roble rebollo más extensos de toda la península, siendo el hábitat habitual del lince ibérico y de otras especies en peligro de extinción.

 

Aquí se conserva la palra, el habla del Rebollar de ascendencia asturleonesa. Los afluentes del río Águeda recorren este espacio y en su cauce  se forman atractivos “bosques de galería”.

 

 

Paisaje, historia, arte, cultura, tradiciones  conforman esta comarca mirobrigense, donde se disuelven el Campo Charro y La sierra de Gata.

 

 

Más allá en occidente Los Arribes hacen la raya húmeda con Portugal.